lunes, 28 de mayo de 2012


Social Media: ¿Un océano donde el pez pequeño se puede comer al grande?

No es conveniente menospreciar al adversario. Los pequeños negocios pueden contar con otras ventajas que le sean muy favorables

La gran ventaja del Social Media es que constituye un escenario común donde todos tienen cabida; cualquiera puede hacerse hueco en el mercado y ganarse una ventajosa posición, el paso previo a labrarse una honrosa reputación. Solo ha de proponérselo. En este sentido, las grandes marcas a priori no lo tienen todo ganado, por lo que han de trabajar tanto o más que los pequeños.
David venció a Golliat

El éxito no depende del tamaño, sino de plantear la estrategia adecuada y aplicarla correctamente. No es conveniente menospreciar al adversario. Los pequeños negocios, precisamente por ser de reducido tamaño, pueden contar con otras ventajas que le sean muy favorables; como una mayor agilidad para reaccionar ante posibles problemas, mayor capacidad para responder y adaptarse a las necesidades del mercado y facilidad hacer pequeñas ofertas puntuales. La empresas pequeñas no están sujetas a un largo proceso burocrático que les permita poner en marcha ante una actuación determinada. Aquí la cadena de mando se reduce.

En las distancias cortas se libran las mejores batallas

Sobretodo la principal ventaja de las empresas pequeñas reside en el medio local. Si se trata de una marca que centra su actividad en un ámbito geográfico reducido, puede conseguir propiciar la acción y con ello conseguir una reacción inmediata por parte de los usuarios. Establecen un contacto más directo con el público, quien ejerce de Community Manager suele ser el propio administrador de la web o incluso el mismo emprendedor o dueño del negocio, por lo que conoce de primera mano la evolución de su empresa, sus necesidades, situación actual y a sus clientes.

Aquí los grandes pueden tener más difícil para llegar, han de hacer un sobreesfuerzo para lograr esa cercanía. En su favor está que tienen una mayor dotación destinada a cada área de la empresa; pueden contar con un completo departamento compuesto por experimentados profesionales, dedicados en exclusiva a gestionar su presencia en redes sociales y cualquier área relacionada con la reputación online de la marca.

Cuanto más alto subes, mayor es la caída. Más que ventaja, el ser una gran empresa en SM puede suponer un inconveniente, dado que, si cometes un error, no das la talla, la repercusión es mucho mayor que en el caso de los pequeños.

La transcendencia de estos infortunios suele saltar del medio online y tener cobertura mediática offline, por lo que hay que tener especial cuidado con todas las acciones que lleves a cabo. Las pequeñas incluso pueden haber nacido únicamente online, ser desconocidas hasta el momento, centrar su radio de acción y repercusión únicamente en este medio. Un traspiés tendrá poca relevancia fuera de su hábitat natural.

Se espera más de los grandes. Se supone que tienen más recursos a su alcance, por lo que han de superarse cada día. Su público no le perdonará fácilmente un error importante, pueden ser duramente juzgados. El nivel de exigencia es mayor. Han de medir minuciosamente la repercusión de cada uno de sus actos, han de estar siempre a la altura.

¿Cuál es tu caso? ¿piensas que en Social Media el pez pequeño se puede comer al grande? ¿qué casos significativos resaltarías?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada